martes, 19 de marzo de 2013

SODOMA Y GOMORRA: OTRO MITO QUE DE INVESTIGARSE EN SERIO PODRÍA SORPRENDERNOS

"YHWH hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego, destruyó estas ciudades y cuantos hombres había en ellas" (Gn 19, 27-28)."


Sodoma y Gomorra estaban situadas muy cerca una de la otra, en una llanura. Próximo a ellas se encontraba un valle, llamado Valle de Sidim, en el que abundaban los pozos de asfalto, cercano al Mar Salado (Mar Muerto). También próximo a estas ciudades se encontraban Adma, Zoar, y Zeboím.
El rey era Bera (Génesis 14:2-3) y el de Gomorra era Birsha. En aquellos tiempos en que Lot se había establecido, habían sostenido una guerra con los reinos de Elam, Sinar, Elazar, y Goim, siendo éstos los vencedores.
Y hasta aquí lo que se daba, porque el aspecto que nos importa: "el que pasó....¿?", eso, un magnífico interrogante. Se especula con terremotos, meteoritos...


  • Algunos arqueólogos consideran que Numeria sería la antigua Gomorra. Según otros arqueólogos y según la "Teoría de la licuefacción", es factible que un gran terremoto destruyera estas ciudades y provocara un descenso del nivel de las tierras ocupadas por ellas, quedando sus ruinas inundadas por las aguas del mar. 
  • Los geólogos canadienses Grahan Harris y Anthony Berardow descubrieron que la península de Lisán, hacia la parte oriental del mencionado mar, fue el epicentro de un terremoto de escala mayor a seis en la escala de Richter ocurrido hace aproximadamente 4000 años (tiempo que concuerda con el de la destrucción de Sodoma, Gomorra, Adma y Zeboím). 
  • Según estos geólogos, el terremoto provocó efectos de licuefacción en el terreno (el terreno se licua debido a que hay un material poroso que se llena de agua y estos suelos una vez están saturados se comportan como un fluido bajo la acción de las ondas sísmicas, provocando el engullimiento de las construcciones). Los restos de Gomorra reposarían bajo las aguas del Mar Muerto, pero en un lugar diferente del original.
Pero claro, el relato es claro y conciso: "Del cielo cayó fuego y azufre" El exterminio no fue con una plaga, enfermedades, inundaciones, no....fuego y azufre.
Y claro, o pensamos que los antiguos son todos tontos o supersticiosos o mentirosos, o por el contrario aceptamos que cayeron fuego y azufre, porque tontos, precisamente tontos, no eran.
Esta destrucción épica no tiene parangón en los relatos bíblicos y más parece un pasaje añadido de otra tradiciòn; posiblemente la sumeria y sus guerras de los Annunaki.

  • Dios, antes de ejecutar su sentencia envía a dos ángeles a la ciudad de Sodoma con la misión de rescatar a Lot y su gente. En esta parte de las escrituras, Gomorra no es mencionada como parte de las visitas de los ángeles ni que Lot haya tenido alguna relación con esta ciudad vecina a la de Sodoma.
No dejas de ser curioso que Dios se tome tantas molestias en sacar de allí a alguien que le interesa. Manda nada menos que a dos emisarios para completar la misión.
  • Después que los ángeles sacaran de Sodoma a la familia, Dios envió una lluvia de fuego y azufre que incineró completamente la ciudad con sus habitantes, así como otras ciudades de la llanura (al menos cuatro de las cinco). Uno de los que acompañaba a Lot en la huida, su mujer, se dio vuelta para mirar, y se convirtió en sal como se le había indicado a Lot.
  • En Deuteronomio 29:23 se señala que conjuntamente con estas ciudades, también se destruyeron Adma y Zeboím.
Esto es hablamos de la devastación de un gran área y por.... fuego y azufre caídos desde lo alto. En ningún caso hablamos de castigo divino de la tierra que se mueve, ni de erupción alguna. Todo un misterio más allá de la razón, pero que habría que investigar desde todos los prismas.
  • Lo que si parece contraproducente es que se hayan encontrado en la zona restos de azufre de una pureza excepcional 98% cuando el azufre natural raramente pasa del 60%.
  • Asi mismo no deja de ser un misterio que se encuentren restos de ceniza en láminas, que estos contengan minerales como hierro y que esta cristalización se produzca hagan falta muchos miles de grados centígrados más de 2000 seguro.
Y esto no se publica en ningún lado, ¿que mas da?
  • En una muestra de ensayo en los laboratorios de Galbraith en Tennessee, se encontró que las muestras eran realmente de azufre en su  composición y  de una calidad  única.
Oscurantismo y explicaciones que una vez ahondas en el tema un poquito hacen llorar, en fin... eran tontos los antiguos... más de lo mismo.
Abundemos un poquito más: 

Uno de los pasajes más pintorescos del Génesis es sin duda el encuentro que Abraham mantiene con Yahvé y dos de sus Ángeles a la puerta de su tienda y en pleno desierto. Dicho hecho conocido por "LA TEOFANÍA DE MAMBRÉ", nos muestra un inusual comportamiento del "todopoderoso".


No solo tiene forma humana, sino que se digna bajar a la tierra en vísperas de la destrucción de Sodoma y Gomorra para llevar a cabo tal menester.


"Se le apareció Yahvé en la encina de Mambré estando el sentado a la puerta de su tienda en lo más caluroso del día. Alzó la mirada y vió que había tres indivíduos parados a su vera. Inmediatamente acudió desde la puerta de su tienda a recibirlos..." (Génesis, 18, 1-2)


Continúa el relato con las debidas muestras de hospitalidad por parte de Abraham y la promesa de Yahvé de que Sara, la mujer de Abraham, quedaría embarazada pese a su edad. Pero vamos al objeto que nos interesa.

"Partieron de allí aquellos "¡¡¿¿ hombres??!!" en dirección a Sodoma y Abraham les acompañó para despedirlos" (Génesis 28, v. 16)

Sorprende que el cronista habla de hombres, que continúan su marcha andando por el desierto como si pasar de incógnito fuese un objetivo primordial. Posteriormente y después de la intercesión de Abraham para que perdone a los justos de Sodoma y Gomorra, el relato da un giro sorprendente y a la vez intrigante.


"Los dos ángeles llegaron a Sodoma por la tarde. Lot estaba sentado en la puerta de Sodoma. Al verlos, Lot se levantó a su encuentro y postrando rostro en tierra...." (Génesis 19, v. 1)





Ya no son tres y solamente se mencionan dos "ángeles". Lot parece estar esperando su llegada a la misma puerta de su ciudad. Continúa el relato con el acogimiento de estos ángeles en casa de Lot. Posteriormente nos habla del intento de los naturales del lugar de que Lot les entregase a sus huéspedes para sodomizarles, a lo que Lot se niega y en la trifulca resultante:




"Y forcejearon con el, con Lot, de tal modo que estaban a punto de romper la puerta. Pero los hombres (los "ángeles") alargaron sus manos, tiraron de Lot hacia si, adentro de la casa, cerraron la puerta y a los hombres que estaban a la entrada de la casa, los dejaron deslumbrados desde el chico hasta el grande, y mal se vieron para encontrar la puerta." (Génesis 19, 9-11)




No se a vosotros, pero a mi me parece una típica acción defensiva, nada divina. Primero tiran de Lot para adentro y luego "deslumbran" a los alborotadores que están fuera. Usando....¿que?


Pues parece que algún artilugio que previamente a cerrar la puerta arrojaron sobre ellos.


Y es que asisitimos a las andanzas de unos misteriosos personajes de la antiguedad a los que se les atribuye la destrucción, histórica por otra parte, de Sodoma y Gomorra.


Andanzas y aventuras muy humanas, andando a través del desierto, con aspecto de hombres normales y con una misión muy concreta. Un buen enigma, ¿eh?.



Entradas populares