sábado, 8 de diciembre de 2012

BASURA ESPACIAL: UNA AMENAZA TERRORÍFICA

Cuando hablamos de satélites, de su gran número; guerra espacial y otras cuestiones que parecen a corto plazo, serán una realidad, nos olvidamos de una cuestión mucho más peligrosa en si e importante:
La enorme cantidad de basura espacial que nos orbita. Trozos pequeños, grandes, de todos los colores, forman una nube que pone en peligro muchas actividades futuras.
Para ello baste suponer que un trozo del tamaño de una tuerca orbitando nuestro planeta puede colisionar con un satélite de telcomunicaciones o culaquier otro como una bala de cañón debido a la enorme velocidad de rotación.
No digamos ya, si esa colisión afecta a futuro armamento desplegado en el espacio. El problema es de tal magnitud que ahora lo prioritario es como solucionar la "recogida". Muchas misiones, muchos proyectos de "vacaciones en la luna", muchas gaitas en definitiva; pero quien hace de basurero???. Esa es la cuestión.

                                          Basura espacial de la órbita terrestre: real como la vida misma

Se le llama basura espacial o chatarra espacial a cualquier objeto artificial sin utilidad que orbita la Tierra. Se compone de cosas tan variadas como grandes restos de cohetes y satélites viejos, restos de explosiones, o restos de componentes de cohetes como polvo y pequeñas partículas de pintura. La basura espacial se ha convertido en una preocupación cada vez mayor en estos últimos años, puesto que las colisiones a velocidades orbitales pueden ser altamente perjudiciales para los satélites de funcionamiento y pueden también producir aún más basura espacial en un proceso llamado Síndrome de Kessler. La Estación Espacial Internacional está blindada para atenuar los daños debido a este peligro.



Entradas populares